La primera mamada de mi novia a un caballo


Mi novia se la comió por primera vez al caballoLlevaba tiempo intentando convencerla pero no había manera y por fin llegó el momento en que mi novia le hizo su primera mamada a la inmensa polla de un caballo y no solo eso, se volvió loca y restregó su miembro erecto por sus enormes tetas, yo tenía muchas ganas de verla comiendosela a un animal grandote y que mejor que estos formidables animales con esa bella estampa y además quería algo que le llenase bien la boca porque eso me ponía y mucho, ya en su momento me costó convencerla para que me hiciera una a mi y este propósito casi lo veia imposible pero después de mucho insistir tuve mi recompensa aunque yo diría que a ella tampoco le vino nada mal.


Para poderla convencer sabía que iba a tener que emplearme a fondo así que lo preparé todo muy bien, primero organicé una excursión a las afueras donde yo sabía que por allí había caballos que los dejaban pastar a sus anchas sin mucho control por parte del propietario, así que esa fue la mía, una vez allí vimos a los hermosos ejemplares paseando cerca nuestra, entonces entre en acción, empecé a hacerle el amor pero empleándome a fondo para ponerla bien calentita y quisiera más sin permitir que se corriera, le hice una buena masturbación con mi lengua en su coño, estuve al menos diez minutos sin parar y la puse a mil, entonces ella me suplicaba que la rematara que no podía quedarse así a lo que le contesté que me había mareado y tendría que conformarse con hacer algo con el caballo, ella se fue directa sin rechistar cosa que me sorprendió y comenzó a comerle la polla al impresionante animal, con que soltura se la comía, se la tragaba hasta la misma campanilla yo quedé asombrado con la capacidad de esa garganta para albergar tanto masucón de carne. Está claro que mi novia es una fiera.