El caballito me da rico


Como me gusta que el caballo semental de mi tío me dé bien rico, cada vez que viajo al campo el trotón me coge y yo le dejo por supuesto, me parece lo mejor sentir esa verga gruesa y rugosa primero rozándome los muslos y después sentir su tacto dentro de mi vagina, y como hace impulso el caballo para adentrarla mas profundo, la zoofilia con equinos es una gozada de la que nunca podría prescindir.


Menos mal que mi tío no me ha pillado todavía porque no me escondo para nada, donde está el caballo allá que me lo follo, no tengo miramientos, yo me agacho y el equino me entra sin contemplaciones, el gustirrinín que me deja en el papo me dura para una buena temporada, ni siquiera tengo ganas de hacer el amor con mi novio porque el trotón me deja bien satisfecha.