Dándole por detrás al gallo


Hombre cojiendo con galloEl tío se calienta demasiado cuando está asistiendo a las aves en el corral por lo que se aparta un poco se va hacia un callejón adjunto y junto al muro se dispone a machacársela duramente, cuando está en plena paja aparece un gallo que está picoteando pienso del suelo el sujeto cuando la ve no se lo piensa dos veces, la atrapa y la pone en lo alto de su palitroque enpitonado y dale que te pego comienza con la perforación.


Lleno de lujuria se va excitando por momentos por lo visto el agujero del pollo le ponía y mucho y va cambiando de posturas para sentir más si cabe, se la encasqueta sentado con el pájaro encima, se incorpora y se la introduce de pie y hasta se inclina y se arrodilla para rematarle bien y es que no quiere desaprovechar el momento, quiere saber todo lo que puede dar de sí esa improvisada pero buena cojida.